Historia

El ataque a la Unión Soviética: El mayor error estratégico de Hitler

Pinterest LinkedIn Tumblr

El 22 de junio de 1941, Hitler cometió el mayor de sus errores en la Segunda Guerra Mundial. Atacó a la Unión Soviética, país con el que tenía un Pacto de No Agresión, firmado solo dos años antes.

Digo que fue un error porque a esas alturas, Alemania había ocupado a casi toda Europa. Solo Gran Bretaña se le oponía en una guerra aérea y creyó que vencer a la URSS sería tan fácil como había sido vencer a Francia, Bélgica, Países Bajos, Dinamarca, Noruega, Yugoslavia, etc.

Como es sabido, Hitler y sus generales calcularon mal. Creyeron que tendrían una «guerra relámpago». Contaban con dos factores muy importantes: el factor sorpresa y el golpe sufrido por el Ejército Rojo, cuando entre 1936-38 varios mariscales y generales de la época bolchevique fueron acusados de falsos crímenes, condenados y ejecutados, en lo que se conocieron como los «Procesos de Moscú», en los que Stalin eliminó a la mayor parte de los líderes bolcheviques de la época de la Revolución y a buena parte del generalato.

El factor sorpresa Hitler lo aprovechó muy bien. Stalin tenía información desde diversas fuentes sobre ese ataque, pero hizo oídos sordos. Él creía en Hitler y en el compromiso de su Pacto. A fin de cuentas, Alemania y la URSS se habían repartido Polonia, Hitler le había permitido a Stalin ocupar las repúblicas bálticas y suprimir su corta independencia (1918-1940), la URSS había agredido a Finlandia y Alemania no lo había impedido. Por otra parte, la Alemania fascista y la URSS «comunista» tenían algo muy importante en común en sus sistemas políticos; ambos eran regímenes totalitarios y terriblemente represivos.

Los defensores del stalinismo han obviado la cobardía con la que reaccionó Stalin al ataque nazi, encerrándose en sus aposentos del Kremlin, sin capacidad para reaccionar a la traición de Hitler, y también han obviado que Stalin y los dirigentes soviéticos no tuvieron problemas en firmar un pacto con quien había ejecutado y encerrado en campos de concentración a miles de comunistas alemanes. Pero claro, también eso había pasado en el país del «comunismo».

Varios de los militares más brillantes de la Vieja Guardia Bolchevique cayeron en los juicios de Moscú bajo falsas acusaciones montadas por los organismos de seguridad soviéticos. De los cinco primeros mariscales de la Unión Soviética, tres cayeron en las purgas: Mijaíl Tujachevsky, Vassily Blücher y Alexander Egorov. También fueron ejecutados los comandantes de ejército: Iona Yakir, Ieronim Uborevich, Roberts Eidemanis, así como otros militares de alta graduación como August Kork, Vitivt Putna y Vitaly Primakov, entre otros. El jefe del Departamento Político del Ejército Rojo, Yakov Gamarnik se suicidó antes de los juicios. Otros altos oficiales, como es el caso de quien después fue mariscal de la Unión Soviética, Konstantín Rokossovsky estaban en la cárcel cuando la URSS fue atacada y de la cárcel salió a comandar un Ejército.

Por estas dos razones y por el inmovilismo inicial de Stalin, los ejércitos nazis avanzaron muy rápidamente en los primeros días. El mismo día 22 en la madrugada, habían destruido gran parte de la aviación soviética en tierra porque los nazis contaban con la ubicación de la mayor parte de las bases aéreas soviéticas.

Después de varios errores militares cometidos por Stalin, cuando reaccionó varios días después del ataque, tuvo a bien escuchar a sus generales más brillantes, quienes jugaron un rol decisivo para ganar la guerra, entre ellos, Gueorgui Zhúkov, Konstantín Rokossovsky, Ivan Konev, Alexander Vassilevsky, Boris Shaposhnikov, Alexei Antónov, Vassily Chuikov, Iván Bagramián, y Nikolai Vatutin, y otros.

Sin embargo, Hitler no pudo lograr su «guerra relámpago». La URSS resistió. El pueblo soviético resistió. Defendió palmo a palmo su tierra. Moscú resistió y los alemanes fueron derrotados allí. Leningrado (hoy San Petersburgo) resistió un cerco cruel de cerca de 900 días en el que miles de civiles murieron de hambre. Y Stalingrado (hoy Volgogrado) resistió y los alemanes terminaron rindiéndose. Allí comenzó el viraje definitivo de la guerra en la que la Alemania hitleriana fue derrotada.

La guerra la ganó el inmenso sacrificio pagado por el pueblo soviético, que escribió páginas de inmenso heroísmo durante lo que para ellos fue la Gran Guerra Patria. Ellos fueron los verdaderos héroes y ese heroísmo supera, sin dudas, a las acciones miserables de los soldados que, como bestias salvajes, violaron a mujeres y robaron como viles delincuentes en los territorios ocupados cuando ya eran un ejército vencedor.

La cara de la guerra, cualquiera que sea, es horrible. Lamentablemente, la humanidad no ha aprendido de las lecciones de la historia.

Autor

Nací en La Habana, Cuba, el 1 de abril de 1958. Vivo en Cali, Colombia desde 1989. Estudié Licenciatura en Economía en la Universidad de La Habana e hice mi Doctorado en Economía Internacional y Desarrollo en la Universidad Complutense de Madrid, España. Actualmente soy Profesor Titular del Departamento de Economía y Director del Centro de Estudios sobre la Cuenca del Pacífico de la Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas de la Pontificia Universidad Javeriana Cali. Desde 1990 trabajo como profesor en la Pontificia Universidad Javeriana de Cali, Colombia, en la que me desempeñado como Director del Departamento de Economía entre 1995 y 2002 y entre 2006 y 2012. En 1989, al llegar a Colombia, fui profesor en la Universidad de San Buenaventura de Cali. Entre 1984 y 1988 trabajé como Investigador de Mercados Internacionales en el Fondo Cubano de Bienes Culturales del Ministerio de Cultura de Cuba y entre 1981 y 1984 fui Investigador del Centro de Investigaciones de la Economía Mundial de La Habana, Cuba. Mis intereses intelectuales abarcan un amplio espectro de temas que van desde problemas relacionados con la economía política internacional, la historia económica mundial, la historia del pensamiento económico, la política económica y los modelos de desarrollo hasta aquellos relacionados con la cultura y las artes, especialmente, la ópera, el ballet, el cine, el teatro, la literatura y las artes visuales. Este blog estará dedicado a mis temas de interés, así como a la difusión de mis notas de clase para mis cursos en la universidad.

Escribe un Comentario